fbpx

Por qué beber agua de mar

SAL: hasta hace un siglo, cuando la sal se obtenía mayoritariamente del mar, se entendía por ella al residuo sólido (residuo seco) que dejaba el AGUA DE MAR en las salinas al desecarla. O sea, era una “sal integral”. 

La sal que conocemos, la “refinada” está desprovista de esos maravillosos minerales que tiene la sal del mar sin refinar, sin blanquear y sin rebajar su capacidad de absorción de humedad, y además contiene aditivos químicos (un ejemplo sería el hidróxido de aluminio para evitar que se espese). 

Todos los alimentos procesados están cargados de esa “sal común” (cloruro sódico, solo hay sodio y cloro, despojada de todos los otros minerales indispensables).

Podemos consumir diariamente 15 gr de cloruro sódico de todos los productos procesados y envasados que consumimos: la sal qua añadimos cocinando, pan, bollería, embutidos, quesos, aperitivos, etc., 10% de nuestro consumo viene de los alimentos en su estado natural (todos llevan sal), el 15% lo añadimos en la cocina y el 75% restante proviene de los alimentos procesados y envasados, esta cantidad de 15 gr diarios que podemos estar consumiendo de media es demoledora para los riñones que están diseñados para expulsar menos de 10 gr diarios. 

Nuestro alimento esencial es la SAL, por eso, hemos de poner mucha mayor atención y cuidado a la calidad de esta SAL que consumimos, más que cualquier otro alimento. Más del 50% de nuestro cuerpo es agua salina  y ese conglomerado de sales de nuestro medio interno tiene los mismos elementos que posee el AGUA DE MAR, sólo que no en la misma proporción,  

 

 

La naturaleza tiene destinado que sean los alimentos los que proporcionen los minerales que necesitamos para mantener nuestros cuerpos. Desgraciadamente la agricultura y la ganadería que se cultivan hoy en día han degradado drásticamente la tierra y los nutrientes que ésta cede a los alimentos, que son deficitarios en los minerales ingeridos. Solución: la encontramos en el AGUA DE MAR en forma directamente biodisponible, por lo cual, podemos compensar sabiamente con ella los minerales de los que carecemos a través de la alimentación.

Nuestros cuerpos ajustan el nivel de sal mediante la autorregulación: cuando hay escasez de sal el organismo elimina líquidos, que ocasiona deshidratación y que se soluciona consumiendo pequeñas cantidades de sal. Igual ocurre cuando se pierde mucha agua por exceso de calor o actividad física intensa, es necesario reponerse tomando sal. Por otra parte, la médula ósea necesita bastantes minerales para activar el sistema inmunitario, entre ellos: magnesio, cobre, selenio y zinc, y eso lo proporciona la sal natural integral, que proviene del mar: AGUA DE MAR.

La carencia de ciertos minerales de nuestra alimentación genera una serie de alteraciones orgánicas afectando a multitud de funciones metabólicas: confusión mental, depresión, alucinaciones, rigidez, dolor muscular, presión arterial baja, arritmias, fatiga, debilidad, etc.

Los minerales que poseen las AGUAS MINERALES que están a la venta varía entre los 200 y 300 mg/l (el residuo seco es lo que identifica la cantidad de minerales que lleva un agua mineral), mientras el AGUA DE MAR contiene 36 gramos por litro, o sea, 70 veces más que las aguas con más minerales y 200 veces más que las de mineralización débil. La diferencia entre ambas es que mientras las AGUAS MINERALES poseen algunos minerales, el AGUA DE MAR los posee TODOS, y los necesitamos TODOS para mantener, construir y restaurar nuestro cuerpo.

El exceso de cloruro sódico (la “sal común” despojada de todos los minerales indispensables: solo hay sodio y cloro) ocasiona problemas renales, hipertensión, arterioesclerosis, retención de líquidos, insuficiencia cardíaca, dificulta la función respiratoria, disminuye la cantidad de calcio, etc.

Los minerales que pueden faltar en la alimentación SIEMPRE ESTÁN PRESENTES EN EL AGUA DE MAR EN PERFECTO EQUILIBRIO. Sin los minerales las vitaminas no se absorben. En cambio los minerales no necesitan de las vitaminas para ser absorbidos por el organismo.

En el equilibrio está la llave de nuestro bienestar. LA SAL COMPLETA es una necesidad indispensable de nuestro organismo, la fuente más fiable es el AGUA DE MAR.

FUENTES, REFERENCIAS

https://www.lenntech.es/desalacion/composicion-agua-mar.

https://www.sea4.com/agua-de-mar

Aportación de Jorge Sagastibelza. Gracias!

Quiero Inscribirme

Únete a nuestra comunidad para recibir noticias sobre talleres y retiros además de recursos para tu día a día.

Te has suscríto correctamente! Gracias!